Me ha recordado a Eduardo Mendoza. Si alguien ha leído El misterio de la cripta embrujada y le gustó, creo que esta novela cuya historia no tiene nada que ver con la de Mendoza pero que evoca una atmósfera parecida, también le gustará.

Lourdes ILGR, El despertar de un libro

Silvia Márquez tiene un estilo que rápidamente evoca al de dos barceloneses universales: Manuel Vázquez Montalbán y Eduardo Mendoza. Al igual que ellos, es capaz de radiografiar la vida cotidiana de la ciudad y de sus gentes a través de un sentido del humor muy delicado y de una ironía cáustica y mordaz.

Tomás Rivera, Kindlegarten